¿El Hombre desciende del Mono?

Por Martín A. Cagliani

Un rotundo no, es la respuesta a esa pregunta. Es imposible que el hombre descienda del mono, ya que son dos animales que existen en una misma época. Por otra parte pertenecen a diferentes géneros si bien pertenecemos al mismo orden (primate). Tenemos un antepasado común, que nos separa en mas de 5 millones de años.

La equivocación proviene desde el siglo pasado, con la aparición del libro "El Origen de las especies" de Charles Darwin. Este libro suscitó muchas controversias, debido a que en esa época hasta el mas reputado paleontólogo creía que al hombre lo había creado Dios a partir de una pareja: Adán y Eva. Y muchas de las criticas mas graves estaban en gran parte influidas por la implicación evidente, en el pensamiento de Darwin, de que el hombre mismo debía su origen a un proceso de evolución más que a un acto especial de creación. Este libro fue publicado en 1859, un año mas tarde se organizo en Oxford, Inglaterra, un gran e importante debate sobre la evolución. En él participo un airado defensor de la teoría de Darwin que era T. H. Huxley, y también el obispo Wilberforce, un reputado teólogo. Luego de un discurso de apertura, el obispo se dirigió a Huxley y le pregunto si se consideraba heredero del mono por vía paterna o materna, obviamente esto causo mucha risa en el auditorio, pero Huxley le contesto que si él tuviera que decidir entre descender de un simple mono y un hombre magníficamente dotado por la naturaleza y de gran influencia, que utilizaba esos dones para ridiculizar una discusión científica y para desacreditar a los que buscaban humildemente la verdad, no dudaría en inclinarse por el mono. Justamente de Huxley es la idea de la evolución del Homo sapiens a partir de algún antepasado simiesco, y a partir de él se concibió la idea del hombre como formando parte de la naturaleza, y no aparte de la naturaleza.

En 1871 Charles Darwin publica "La descendencia Humana", Darwin no dijo nunca explícitamente que el hombre descendiera del mono ni en este libro ni en "El Origen de las especies", pero la teoría evolucionista inspiro este pensamiento en muchos científicos recelosos de esta, y que nunca llegaron a comprenderla.

El capitulo primero del libro "La descendencia humana" se llama "Pruebas de que el hombre desciende de una forma inferior", Darwin y sus defensores solo igualaron al hombre con los monos superiores con respecto a la anatomía, y afirmaban que el hombre descendería de una forma inferior, esta forma seria el famoso "eslabón perdido".

Las pruebas de la antigüedad del hombre eran en esa época mucho menos impresionantes y concluyentes que lo que son hoy, por si solas no añadían pruebas a favor de que el hombre procede de antepasados protohumanos. Desde esa época a la actualidad se han encontrado infinidad de fósiles que corresponden a antepasados del hombre actual. Nuestra especie, Homo sapiens sapiens, existe desde aproximadamente 100 mil años. Pero los fósiles de nuestros ancestros se remontan a 4 millones de años. Hace 2.4 millones de años aparecía el Homo habilis ("hombre hábil"), primer integrante del genero Homo ("hombre" en latín), del cual formamos parte, y según los paleoantropólogos fue el primero en fabricar herramientas de piedra (las mas antiguas datan de 2.5 millones de años). Caminaba erguido y tenia un cerebro mayor (500-800 cc) aunque no su talla (1.40 m de altura y 30-40 kg.). Hace 1.6 millones de años, aparece en escena el Homo erectus (hombre erecto). Fue el primero en extenderse mas allá de África, llegando a aparecer en Asia continental (China) e insular (Java), Europa y Medio Oriente. El Homo erectus ya tenia un cerebro desarrollado (750-1250cc) y una altura y peso (1.5-1.80 m y 40-80 kg.) como nosotros. Hace aproximadamente 1 millón de años era el único homínido sobre la tierra, los demás se habían extinguido, y continuo siéndolo hasta hace unos 200 mil años.

Hace unos 600.000 años, la tierra entro en una serie de eras glaciales. Enormes capas de hielo llegaron a cubrir el norte de Europa, América y Asia. El nivel del mar llego a descender hasta 90 metros por la acumulación de agua en los grandes glaciares que se formaron. El Homo erectus aprendió a dominar el fuego ya hace unos 500 mil años, descubrimiento muy importante para la supervivencia, como abrigo para el rudo clima imperante para la cocción de los alimentos (mas digestivos que crudos).

Hace unos 200 mil años atrás, los primeros hominidos con cerebro tan grande como el nuestro evolucionaron a partir del Homo erectus. Era el hombre de Neanderthal (Homo sapiens nenderthalensis), que habito en Europa y Medio Oriente. Sus características faciales y corporales estaban especialmente adaptadas al fríos. Eran mas morrudos y bajos que nosotros, y su cerebro era mayor (1600cc) al nuestro (1400-1500cc). 100 mil años mas tarde aparece en África el primer ser humano casi como nosotros, pero llamado Homo sapiens arcaico u Hombre de Cro-Magnon. 30 mil años atrás los neanderthales se extinguían y ya estaban los hombres completamente modernos, Homo sapiens sapiens, y unos 5.000 años mas tarde el hombre ya habitaba todos los continentes del mundo a exención de la Antártida. Miles de años despues utilizaban a sus supuestos ancestros, los monos, para sus experimentos.

Mucha gente no cree en la teoría de la evolución, y la culpa la tiene la creencia erronea de que el hombre desciende del mono. Prefieren creer que al hombre lo creo un dios todo poderoso. Como dice la Biblia "Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, / a imagen de Dios le creó, macho y hembra los creó." (Génesis 1, 27) O si prefieren en la misma Biblia se habla de otra creación distinta "Entonces Yahveh Dios formó al hombre con polvo del suelo, e insufló en sus narices aliento de vida, y resultó el hombre un ser viviente." (Génesis 2, 7) Después dijo Dios que no era bueno que el hombre estuviera solo, así que " Entonces Yahveh Dios hizo caer un profundo sueño sobre el hombre, el cual se durmió. Y le quitó una de las costillas, rellenando el vacío con carne. / De la costilla que Yahveh Dios había tomado del hombre formó una mujer y la llevó ante el hombre. / Entonces éste exclamó: «Esta vez sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Esta será llamada mujer, porque del varón ha sido tomada.»" (Génesis 2, 21). Se prefiere la incoherencia de dos creaciones distintas en el mismo libro sagrado, a un descendiente simiesco. Es comprensible, quien no prefiere llamar mamá a un puñado de tierra que a una mona.


Volver a la Pagina Principal